Las termitas no sólo se alimentan de los elementos infectados, también utilizan la madera como cobijo o elementos de protección, es por eso que se alimentan del interior, pero dejan el exterior intacto. Esto da la impresión de que no hay ningún problema y puede engañar a más de uno.

Hoy te daremos algunos consejos para detectar si tu casa o muebles cuentan con una colonia de termitas:

  • Tu primera pista de un problema con termitas puede ser que veas pequeños insectos voladores (conocidos como enjambres de termitas) volando cerca de tus ventanas y dejando atrás sus alas descartadas. Este fenómeno ocurre generalmente en primavera.
  • Los techos de madera incluyendo sus vigas, tapajuntas y vigas en los áticos, tienen tanto riesgo de daño por termitas como las estructuras de madera situadas más cerca del nivel del suelo. Busca grietas en techos y cornisas.
  • Aunque no causan ningún daño, los excrementos son un indicador obvio de la presencia de termitas. Es una señal del daño potencial que las plagas pueden infligir en tu propiedad, ya que el excremento es el resultado de su alimentación.
Información de No Plagas