Las chinches de cama son una de las plagas más difíciles de erradicar ya que una chinche adulta puede estar un año sin comer y sus huevos pueden eclosionar incluso 5 años después, hasta que las condiciones les sean favorables. Es por eso que la prevención en estos casos puede jugar un papel muy importante. Hoy te daremos los mejores consejos que puedes seguir para evitar a estos huéspedes tan molestos:

  • Revisa y limpia todas las grietas y objetos rasgados en tu hogar porque les sirve de escondite. Así que, al momento de eliminarlas de tus sofás o colchones, estás podrás volver sin problema.
  • Lavar la ropa, las cortinas y otras prendas con la frecuencia necesaria, a base de agua caliente y productos de limpieza adecuados. Si es posible, se recomienda el uso de secadora ya que las altas temperaturas eliminan los insectos que puedan estar adheridos.
  • Aspira con regularidad todos los lugares que puedan servirles de escondite para eliminar los posibles huevos y así evitar que se sigan reproduciendo. Sobre todo, esta práctica se recomienda en sillones y lugares cercanos a la cama.
  • Revisa las almohadas y los colchones con cierta regularidad nos puede ayudar a detectar a tiempo si hubiese algún nido o ejemplar adulto. Existen unas fundas para ello.