Las chinches de cama son una de las plagas más difíciles de erradicar ya que una chinche adulta puede estar un año sin comer y sus huevos pueden eclosionar incluso 5 años después, hasta que las condiciones les sean favorables. Es por eso que la prevención en estos casos puede jugar un papel muy ...